Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación 2

Últimos temas
» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:09 pm por Invitado

» Seven ╬ Seas: POTC ROL {Afiliación Normal - Confirmación}
Lun Ago 01, 2011 11:15 am por Invitado

» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (: || NORMAL ||
Lun Ago 01, 2011 1:04 am por Invitado

» Vampire Chronicles RPG [Elite]
Dom Jul 31, 2011 8:42 am por Invitado

» Aresto Momentum, Afiliación Elite. {Muchos personajes cannon libres!}
Lun Jul 25, 2011 7:22 pm por Invitado

» new Kuroshitsuji - Normal
Miér Jul 20, 2011 3:13 pm por Invitado

» Grace Ballato.
Sáb Jul 16, 2011 7:52 pm por Grace Ballato

» Registro de Grupo
Sáb Jul 16, 2011 6:27 pm por Grace Ballato

» Registro de Apellido.
Sáb Jul 16, 2011 6:26 pm por Grace Ballato

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Jue Jun 23, 2011 10:14 am.
Administración
Afiliados


ROL4US


Abigail Jacklyn O'Hara

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Abigail Jacklyn O'Hara

Mensaje por Abigail J. O'Hara el Sáb Jun 25, 2011 10:33 am




Nombre completo: Abigail Jacklyn O’Hara Thompson.

Edad: Veinte veranos.

Nacionalidad: Proveniente de Madison, Wisconsin, USA. Estadounidense.

Grupo: Humanos.

Ocupación: Trabajar lo que se dice trabajar… está amonestada cumpliendo una pena de trabajos sociales evitando la cuantiosa multa.

Orientación sexual: Heterosexual.



Descripción Psicológica:

-Ponygirl ¿es verdad lo que dicen de Dallas? ¿Lo han metido en chirona?– Preguntó el chaval con picardía.
-Te he dicho que no me llames Ponygirl.- Le advirtió ella evadiendo la pregunta con frialdad en la mirada.
-Ponygirl, dicen por ahí que a Dallas se le van a bajar los humos cuando esté en las duch...- El insensato bocazas no pudo terminar de hablar. Abigail le soltó un puñetazo en la boca.
-He dicho que no me llames Ponygirl, gilipollas.- Concluyó tajante, más que su decisivo puñetazo.


Problemática como O’Hara que se precie. Con una facilidad extraordinaria para meterse en cualquier lio como si de un imán se tratase. Que puedo decir, Abigail puede llegar a ser una joven con bastante carácter y malas pulgas. Abbie se formó a imagen y semejanza de sus hermanos. Una pandilla de maleantes que sólo sabían meterse en problemas. Y ella por ser del género contrario no iba a ser menos, si hace falta será peor. No digo que vaya metiendo puñetazos a diestro y siniestro, simplemente que de tener ganas de hacerlo no se reprimirá le saques tres que cinco cabezas y te pueda hacer daño o no. Únicamente lo hará y no se arrepentirá, no es alguien que vaya arrepintiéndose de lo que hace o deja de hacer.

Antipática como ella sola con quienes no sean de su agrado, estarán en su punto de mira y raro será que pudiera cambiarse su opinión sobre esas personas. Atiende a las apariencias, su sentido no suele fallarle cuando no se fía de alguien. Motivo de más, debido a la experiencia, por lo que ella refuerce ese punto de vista suyo sobre las personas y confíe tanto en sí misma y en ese sentido suyo peculiar. Muy observadora, le encanta prestar atención a los detalles le pueden otorgar suficiente información para que actúe de una u otra manera o saber algo de la persona a la que preste atención. Es precavida e impulsiva; una pareja un tanto dispar. Odia que le lleven la contraria, como otras tantas cosas. Estamos ante alguien astuta, ingeniosa e inteligente; sabe perfectamente lo que dice, cómo lo dice y por qué lo dice. Piensa antes de actuar o hablar (al menos por lo general) de ahí que se delate su problema: se deja controlar con una facilidad infrahumana por sus emociones. Y si, es sentimental pero lo cierto es que se suele tomar las cosas demasiado en serio y eso como puedes imaginar es tan bueno como malo.

No es una interesada, es de las pocas personas honradas que te encontrarás en tu vida pero digamos que se excede de honradez como se excede de tantas otras cosas. Si lo que buscas es a alguien sincero aquí tienes el prototipo perfecto, eso sí habría que lavarle la boca con jabón y esparadrapo de vez en cuando. No va soltando burradas cada vez que abre la boca pero cuando se pone es un hacha. Muy directa a la par que tajante. ¿Paciencia? ¿Qué coño es eso? Ella no tiene paciencia y encima peca de ser un tanto inquieta. Orgullosa, muy orgullosa. Odia que por su apariencia la infravaloren. Lo más importante para ella son sus hermanos y sus allegados. Atrévete siquiera a nombrarlos con tono jocoso y la fierecilla se te tirará a la yugular. Si, ahí le has dado, muerde.


-Toma, esto es para ti.- Una Abigail de nueve años le tendía parte de su bocadillo al niño.
El chico alzó el rostro confundido.
-Venga, toma.-Se lo colocó en la mano y ella se sentó a su lado.
-¿Por qué lo haces? No me conoces de nada.- El niño sujetaba el bocadillo y la miraba sin comprender.
-¿Qué tiene de malo? Vamos, es tuyo.- Se quedó en silencio esperando a que él lo aceptara.
El niño le pegó un mordisco al bocadillo.


Siempre ha sido como es ahora, no le ha hecho falta cambiar. Una niña a la que no le dijeron que no se acercase a extraños y que si lo hicieron no lo recuerda o hizo caso omiso. Solidaria con los que lo merecen, desde niña se le ha podido considerar la Robin Hood femenina, americana y del siglo XX y XXI. Un corazón que si lees entre líneas verás que no le cabe en el pecho. Un tipo de persona muy poco común, ¿sabes de aquella gente que parecen invisibles al resto del universo o desagradables para estos? Bien, pues Abbie tiene la capacidad de poder ver a esos “fantasmas” y despojos de la sociedad. Los valora y los aprecia más que a cualquiera. Se ha criado con ese tipo de personas y para ella son las que más confianza le podrán brindar. Como Robin Hood de los bosques es luchadora, con un coraje prepotente; tan valiente, temeraria y desafiante ella. Diferencia lo que es justo de lo injusto aunque a veces lo desvía a su propia subjetividad. Nunca se rinde, demasiado cabezona como para rendirse. Si se propone una meta ten por seguro que la alcanzará cueste lo que cueste. Si cae se levantará como siempre. Un vigor y una fuerza de voluntad que puede hacerte estremecer.
“Levántate una y otra vez hasta que los corderos se conviertan en leones.”

Vemos que entre tanta agresividad y bordería hay una buena persona. No es un corderito indefenso que se oculta para su seguridad; lee más arriba esta muchachita no consiste en falacias, máscaras o falsedad. Ella es tal cual te describo. Una bomba a punto de estallar, sin ningún tipo de prejuicio a mostrarse tal cual. Es pura energía y es quien puede arrastrarte a cometer locuras convenciéndote sólo con una de sus cegadoras sonrisas. Tiene un enganche especial, eso es todo. Abbie tiene algo a lo que si te acercas no te podrás alejar. Sólo que vaya, tiene un problema con su impulsivo espíritu y con su innata posición a la defensiva. Pero, de no ser así perdería su toque especial, ¿no crees? En verdad es buena gente y sobre todo buena amiga.

Centrémonos un poco más en el ámbito familiar y sus amistades. Su psique consiste en un alma despierta, que revolucionará tu día a día en sólo un instante, rebosa de vida y actividad. Es amigable, agradable e incluso tiene un toque que denota su angelical rostro, ternura. Es tierna y cercana pero desenfadada. Sus seres queridos lo son todo y los protegerá con uñas y dientes si hace falta. Puede ser tu amiga más fiel, leal nunca te traicionará pero tampoco lo hagas tú o todo se pondrá patas arriba. Se pueden pasar grandes momentos en su compañía, te puede hacer sentir a gusto a su lado en un abrir y cerrar de ojos y no tendrá problema alguno en mostrarte alguna de sus sonrisas, en bromear o en reírse de cualquier cosa que suceda; incluso de ella misma. Si eres importante para ella, lo eres todo para ella.


-Hey, Abbie.- Susurró el chaval a escasos milímetros de sus labios.
Abbie contestó con un suave gemido de garganta, mirándolo con atrevimiento.
-Te quiero.-Se limitó a decir. Ella no pudo evitar ponerse a reír.
-Anda, calla.- Sonrió juguetona y se lanzó a darle un beso en los labios.


No teme al amor, apenas tiene miedo a nada. No es una romántica empedernida pero sí que se le puede sacar su lado más cariñoso. Esto no significa que a esa persona se le fuera a pegar como una lapa. Abigail es ante todo independiente, un alma libre a la que no le gusta sentirse atada y este dato lo podemos englobar a todos los ámbitos de su personalidad. Se caracteriza por ser lanzada y decidida como es tan propio de ella. Realmente a esa persona especial la trataría como a un amigo más sólo que con el toque especial propio de una pareja. No cuenta con un gran repertorio, ella siempre ha sido bastante despreocupada y ausente de ese tipo de temas. Ha tenido sus historias, historias inolvidables como es cualquier suceso de la vida. Pues por malo o bueno que pudiera ser, es un recuerdo más, una lección o un buen momento que siempre quedará ahí; marcando un antes y un después. ¿El problema? Antepone a su familia y amigos ante cualquiera.
"El más ardiente espíritu, tú más ferviente pasión."


Historia:
Tuvo madre y tuvo padre como cualquier otra persona. Pero apenas tiene recuerdos de ellos. Fallecieron cuando sólo era una niña, sus hermanos eran los únicos que podían despejarle alguna laguna y hacerle saber más de sus padres. Buena gente, bondadosos, una pareja excepcional y pese a que sus hijos serían problemáticos; fueron buenos padres. La pequeña de cuatro hijos en los O’Hara. También la única niña, la princesa, la reina. Y así es como la criaron sus hermanos, era su protegida y su tesoro y acabó siendo tan pícara como todos ellos. O’Hara de los pies a la cabeza.

Su infancia comenzó tambaleándose, una horrible enfermedad la atacó; la leucemia. Por aquél entonces contaba con toda su familia sus padres y hermanos estaban continuamente prestándole atención y cuidándola como si de una muñeca de porcelana se tratase. Fue una etapa dura, difícil, como lo sería toda la vida de los hermanos O’Hara. Aún y así nunca sucumbirían ante nada, nunca. La primera muestra de la gran fortaleza que corría por la sangre de la familia fue el que Abbie superase aquella horrible enfermedad. Costó y mucho pero lo logró. Poco después la desgracia volvió a la familia. Sus padres fallecieron en un accidente de carretera. Y así es como quedaron huérfanos dos niños, un preadolescente y un adolescente.

Tuvieron la fortuna de quedar a la manutención de sus abuelos en su misma ciudad de origen; Madison. Se trasladaron a un barrio del centro de la ciudad con un nivel medio, un poco mejor que la casa en la que vivían. Pero ellos solos serían los que se introdujeran en las calles más conflictivas de la ciudad cómo no. Durante aquella etapa todo pareció estabilizarse medianamente. Los cuatro eran buenos nietos y un torbellino conjunto en la calle. Abigail solía quedarse más con su hermano Dallas que con los demás debido a la diferencia de edad. De todas maneras la unión de los cuatro hermanos era de fácil identificación, como una piña en la que como es obvio entre hermanos había más de una riña y tortazos pero todos sumamente unidos y cuidándose los unos a los otros. Sobre todo Hadrien, el mayor de los cuatro que tuvo que hacerse cargo de estos cuando ambos abuelos los abandonaron para pasar a mejor vida.

Llegó el momento de cambiar de hábitos, de entorno, menos de vida. Imposible cambiar a esta pandilla. Abigail tenía once años y medio cuando los hermanos se trasladaron a Alaska concretamente al pequeño pueblo de Homer, desconocido por completo por todos hasta aquél mismo momento. Se trasladaron por temas laborales además de por conflictos en las calles. Dallas a pesar de ser aún un crio se metió en la boca del lobo, se juntó con lo peor de la ciudad y al final todos se volvieron en su contra. Los O’Hara llegarían a mancharse las manos de sangre antes de marcharse de su ciudad natal, principal razón por la que se esfumaron. Nathan siempre dijo que fue el quien se cargó al chaval que estuvo a punto de matar a su hermano pequeño, pero realmente fue cosa de Hadrien. Un suceso del que no se ha vuelto a hablar nunca pero que marcó un antes y un después.

Ya en Homer, Hadrien se unió a los pescadores para poder sacar adelante a la familia y pronto Nathan se introduciría al mundo laboral con empleos esporádicos. Los pequeños seguían sus estudios académicos aunque Dallas pronto los abandonaría. Los O’Hara pronto se dieron a conocer en el pueblo por lo que siempre se habían dado a conocer, los problemas. Aun con todo se hicieron querer en el pequeño pueblo. Los años fueron pasando y cada hermano se fue formando su vida unido y, a la vez, separado del resto. Centrándonos en Abbie, ella estudió hasta acabar el bachillerato un tanto obligada por su hermano Hadrien, pero no siguió estudiando más. Se le da bien pero no le interesaba. Y para variar se fue metiendo en problemas continuamente, haciendo su vida como una joven rebelde e inconformista que se ganaba tantos amigos como enemigos. La paz no llegó a los O’Hara eso nunca sucedería si no ocurría una cosa ocurriría otra. En lo que a la actualidad respecta: Dallas acabó en la cárcel y recientemente ha salido de ella con más complicaciones que con las que entró. Hadrien es un joven padre cuya novia ha perdido la vida debido a esa extraña enfermedad que sucumbe en el pueblo y Nathan… bueno sigue igual que siempre, el nunca varia igual que Abbie. Ella sigue en su línea y parece que va a seguir por ese camino hasta nuevo aviso.



Familiares:
Roger Daniel O’Hara. Padre de los cuatro hermanos, falleció a sus cuarenta y cuatro años de edad en un accidente de carretera junto a su esposa cuando regresaban de la boda de unos amigos. Se caracterizaba por ser un hombre honrado, muy divertido y trabajador. Trabajaba en un taller de coches como subjefe, se unió a este desde que su amigo lo fundó y le propuso trabajo. Por las noches trabajaba como guardia en una residencia de estudiantes. Abigail apenas tiene recuerdos claros de él.

Laura Gwendolyn O’Hara. Madre de los chicos y esposa de Roger, falleció en el mismo accidente de coche que su esposo cuando regresaban de una boda. Tenía cuarenta y dos años. Desde que se casó había sido ama de casa sin embargo debido a la enfermedad de su hija comenzó a trabajar limpiando establecimientos por una miseria de sueldo. Mujer optimista, alegre y dedicada en cuerpo y alma a los suyos. Abigail apenas tiene recuerdos claros de ella.

Hadrien Maxwell O’Hara. El mayor de los hermanos y por tanto el más maduro desde siempre. Actualmente reside en la casa familiar de esta generación de los O’Hara junto a sus hermanos e hija en el pueblo de Homer. Tiene veintisiete años y trabaja como pescador en el mismo navío desde que consiguió dicho empleo. Siempre le ha gustado la pesca y cuida de sus hermanos como un padre. Su novia falleció recientemente y está al cuidado de su hija Cassie. Se empeña en que Abigail no vaya por mal camino, que acabe como Dallas.

Nathan Joseph O’Hara. El siguiente en llegar al mundo, el más pillo de todos. Como el resto de hermanos, vive en la casa familiar de los O’Hara en la fría Alaska. Desde siempre se interesó mucho por la mecánica debido al empleo de su padre y ha conseguido un empleo en un taller local. Tiene veinticinco años y ningún plan formal en su vida es sumamente despreocupado e informal. Quiere mucho a su hermana, se diría que es la niña de sus ojos y por eso siempre la defiende de cualquiera de sus actos. Abbie y Nathan tienen una conexión especial.

Dallas Scott O’Hara. El tercero fue Dallas, el ojito derecho de su madre y a la par la oveja negra para el mundo. Un niño sensible que sufrió como el que más la muerte de sus padres. Su vida no ha sido un camino de rosas la vida de ninguno ha sido así, pero el en especial se ha caracterizado por caer en todo problema que existiese a su paso. Tiene veintitrés años y acaba de salir de la cárcel. Su personalidad se ha visto afectada no sólo por su estancia en prisión sino porque está comenzando a padecer la enfermedad que aflora entre distintos ciudadanos de Homer. Es el que más tiempo ha pasado junto a Abigail y ella está profundamente preocupada por su cambio.

Cassandra Erika O’Hara.La pequeña Cassie es la hija de Hadrien. No tiene más que un año y pico y ha salido calcada a su padre. El mismo tono de pelo, el azul intenso de los acuosos ojos y la misma sonrisa. Muy querida por todos sobre todo por Abbie, le encanta esa niña tan llena de vida. Su madre Caroline una local de Homer, no estaba casada con Hadrien. Falleció hará unos pocos meses.



Enfermedades:
✖De muy pequeña padeció leucemia. Fue una etapa muy difícil para la familia, por suerte ella era tan pequeña que apenas se acuerda más que de algunos momentos transcendentes. Tuvo suerte de lograr superarla estuvo a punto de no contarlo. Es otro de los motivos por los que haya sido tan cuidada y protegida por su familia. Fue todo un milagro su recuperación.
✖Con los años en ocasiones puede padecer anemia, nada demasiado importante pero su humor cambia bastante cuando la padece debido al cansancio. Siente ligeros dolores de cabeza y debilidad en sus músculos además de poco apetito. Procura tener cuidado cuando la sufre pero la saca de quicio.

Gustos:
✖Pasar el tiempo con su familia, amigos y sus perros.
✖La lectura aunque no es una devoradora de libros constante, cuando le da se pone a leer. También le gustan mucho los comics
✖Le encanta el deporte, practicarlo, verlo, da igual.
✖Encontrarse bajo la lluvia le encanta esa sensación y además los días de lluvia la relajan.
✖Los recuerdos, uno especial para ella fue unos días que pasó en Los Ángeles cuando era niña.
✖Fumar, no se fuma dos paquetes al día como otros pero algún que otro pitillo cae.
✖La música, siempre suele ir con los cascos puestos o tarareando alguna canción de sus grupos favoritos. Tiende mucho hacia el rock y sus variantes así como el indie y el grunge.
✖Le encanta la naturaleza y los animales sobre todo los perros es algo que la supera.
✖Dejarse perder por alguno de los parajes que rodean al pueblo.
✖Disfruta tanto de una buena cerveza como de un café caliente.
✖Algo que está muy claro es que le encanta el riesgo y el meterse en lios.

Odios:
✖Las personas frívolas, ególatras que se creen superiores al resto.
✖La injusticia tanto como la traición y la falsedad.
✖Que la gente le vaya de listos y dando lecciones sobre la vida.
✖Que digan algo molesto hacia los suyos, son intocables.
✖Sentirse débil y cansada cuando tiene anemia.
✖Que la ignoren, no la escuchen o infravaloren por su apariencia dulce, angelical y aniñada.
✖Los policías generalmente, siempre le han ido tocando las narices a ella y a sus hermanos como es lógico. Pero a la vez se divierte con estos, a su manera.
✖Cuando sus hermanos conversas sobre anécdotas junto a sus padres, no dice nada pero no puede evitar molestarse o quizá sentir envidia.
✖No le gusta la carne, no es vegetariana pero nunca le ha hecho gracia y se limita a no comerla.
✖Que Hadrien intente controlarla, Ella es muy cabezona y no le gusta que le corten las alas.
✖La dependencia de las personas a un vicio. Abbie ha probado y consumido variedad pero no caería en ninguna dependencia.

Fobias:
✖El que le suceda algo a un ser querido; la pérdida de un ser querido es lo que más daño puede hacerle y miedo le dará. Está muy sujeta a los suyos y el perder a alguien sería un golpe muy duro a su autoestima.
✖No lo confiesa pero siempre ha tenido miedo a la oscuridad.

Otros:
✖Sus hermanos son los únicos que la llaman "Ponygirl" de tanto en cuanto. Nadie más puede llamarla de ése modo. La comenzaron a llamar así ya que "Ponyboy" es el protagonista de su libro favorito. El que la bautizó de aquél modo fue Nathan.
✖Siempre se ha mostrado reacia a vivir en la somnolienta población de Homer pero con el tiempo en el fondo ha podido adaptarse a la perfección. Lo que no quita que siga dando que hablar tanto por sus buenos como malos actos. Suelen destacar los malos como suele ocurrir en la raza humana.
✖Llama a su pequeña sobrina Cassie "Sunny" porque sus ojos y su cabello le recuerdan a la calidez de las playas californianas. Al verano, al calor y al agua marina.
✖Tiene las manos un poco largas y se han dado distintos casos en los que ha robado. Siempre se le ha dado bien pero alguna vez la han cogido con las manos en la masa. De hecho está cumpliendo la penalización con trabajos sociales por uno de esos robos.
✖Tiene dos perros a los cuales adora. Uno es un labrador de tres años que se llama Gab y lo encontró abandonado con apenas cuatro meses de vida cuando caminaba con Hadrien por las calles del pueblo. El otro es un husky siberiano de un año y dos meses; se llama Noah. Fue un regalo de Dallas, es la raza favorita de Abbie.
avatar
Abigail J. O'Hara
Humano
Humano

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 24/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abigail Jacklyn O'Hara

Mensaje por Abigail J. O'Hara el Dom Jun 26, 2011 7:09 am

Ficha finiquitada.
avatar
Abigail J. O'Hara
Humano
Humano

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 24/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abigail Jacklyn O'Hara

Mensaje por Joseph A. Fletcher el Dom Jun 26, 2011 8:00 am

Y ficha aceptada (:
Ahora mismo te otorgo rango y color.



JOSEPH ABBEL FLETCHER

En lo único en lo que creo es en la munición
Solo me conocerás una vez. || ¿Relacionarte conmigo?, tarea difícil.
avatar
Joseph A. Fletcher
Humano
Humano

Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 21/06/2011
Localización : Homer, Alaska;

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Abigail Jacklyn O'Hara

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.