Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación 2

Últimos temas
» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:09 pm por Invitado

» Seven ╬ Seas: POTC ROL {Afiliación Normal - Confirmación}
Lun Ago 01, 2011 11:15 am por Invitado

» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (: || NORMAL ||
Lun Ago 01, 2011 1:04 am por Invitado

» Vampire Chronicles RPG [Elite]
Dom Jul 31, 2011 8:42 am por Invitado

» Aresto Momentum, Afiliación Elite. {Muchos personajes cannon libres!}
Lun Jul 25, 2011 7:22 pm por Invitado

» new Kuroshitsuji - Normal
Miér Jul 20, 2011 3:13 pm por Invitado

» Grace Ballato.
Sáb Jul 16, 2011 7:52 pm por Grace Ballato

» Registro de Grupo
Sáb Jul 16, 2011 6:27 pm por Grace Ballato

» Registro de Apellido.
Sáb Jul 16, 2011 6:26 pm por Grace Ballato

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Jue Jun 23, 2011 10:14 am.
Administración
Afiliados


ROL4US


Neus M. Brunhïlde

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Neus M. Brunhïlde

Mensaje por Neus M. Brunhïlde el Mar Jun 28, 2011 1:07 pm




Nombre completo: Neus Minnesotta Brunhïlde.

Edad: Veinticuatro años.

Nacionalidad: Suiza.

Grupo: Infectados.

Ocupación: Escritora de cuentos infantiles.

Orientación sexual: Homosexual reprimida.



Descripción Psicológica:
- Dime, Minnie, ¿por qué mientes?
- N... No sé. No puedo evitarlo.
- ¿Qué sientes al hacerlo?
- Placer.


Verás, hay muchos tipos de personas. Hay personas buenas, malas, inteligentes y estúpidas. Todas se rigen por un mismo patrón, al fin y al cabo son seres humanos, seres diferentes inmersos en una igualdad palpable que los define y diferencia del resto de especies. Ahora dime, ¿qué pasaría si el cielo y el infierno se fundiesen en un solo cuerpo, engendrando a un monstruo poseedor a la par de toda la bondad y maldad del mundo? Esa mutación sería mortífera, atractiva y dulcemente mortífera. Bien, pues así es Neus.

Nadie diría que su escaso metro sesenta y cinco pudiese ser el todo y el nada al mismo tiempo. Neus pasa desapercibida entre las grandes multitudes, camuflándose entre ideales contrarios y subsistiendo a base de sonrisas parcas vacías de sentimiento. Cuando la ves no sientes nada. Cuando le hablas no esperas más que palabras simples sin sentido. En Neus todo está destinado a ser expulsado y mostrado en su justa medida. No hay excesos. No hay emoción. En sí, la rubia es un ente vacío que no te proporciona nada. Entra y sale de tu vida sin causar estragos, sin apenas dejar huella entre tus recuerdos. Has entablado conversación con ella miles de veces. Te has reído a su lado en más ocasiones de las que podrías recordar e incluso contabilizar. Pero su cara no ha hecho mella en tus recuerdos y ella no es más que una laguna en el historial de tu memoria. Neus no existe. No tiene pasada, tampoco presente y mucho menos futuro. Aún así crees conocerla, y si ella te dijese dónde y cuándo la conociste tú la creerías, pues Minnie es, a simple vista, alguien común. La mejor amiga de tu infancia; la vecina que se desnudó ante su ventana sabiendo que tú la estarías viendo; aquella zorra que destrozó con ponche tu vestido de fin de curso. Cualquier persona, cualquier cara, cualquier emoción pasada que sepa que puede revivir en ti una fugaz llama del recuerdo. Suplanta identidades, destroza vidas y relaciones sin que nadie sea consciente de ello. Neus es el caos que dejarás entrar en tu vida sin ni siquiera darte cuenta.

Le encanta mentir y disfruta haciéndolo. Las personas no suelen mentir por placer, pero quizás sí por necesidad. Neus lo hace por ambas cosas. No tendría porqué hacerlo pero si no miente no vive, no respira. ¿Qué es una persona sin el aire que inunda sus pulmones? ¿Qué es una persona sin identidad, sin nombre, sin rostro? Neus es toda tu vida, pero aún no lo sabes. Es paciente, perseverante, dulce y camaleónica. Audaz, inteligente y risueña ofrece una imagen idealizada de la fragilidad, elegancia y femineidad de una joven suiza proveniente de una buena familia. Sus modales exquisitos y su espontaneidad apuntan a una transparencia inhumana que te da a entender que puedes confiar en ella. No importa que las vibraciones o información que puedas proporcionarle sea insignificante, ella será feliz escuchándote y haciéndote creer que te entiende, al fin y al cabo para mentir hay que ser una gran actriz y disponer de mucho tiempo. Neus posee ambos talentos.

De actitud aparentemente dócil y recatada, Neus no es una persona a la que puedas tratar de cualquier forma. Verás, por muy rudo que sea tu comportamiento ella te obliga a tratarla con delicadeza, como si fuese una frágil muñeca de porcelana que puede descomponerse y deformarse en mil pedazos si no la tratas correctamente. Ella consigue que tengas miedo a que desaparezcas pues al fin y al cabo es lo que has estado buscando toda tu vida sin darte cuenta. Nadie sabe escucharte como ella. Nadie es capaz de hacerte sentir tan a gusto como Neus. Cuando ella te rodea con sus brazos no existe ninguna pesadilla que pueda atormentarte, ya sea en vida o en un profundo sueño. La rubia evoca en ti la paz que necesitas para seguir viviendo, para afrontar los problemas que tanto tú como cualquier tiene. Minnie hará de tus problemas los suyos y así la carga será más pequeña, un poco más insignificante. ¿No parece tentador? Lo es, créeme.

Ahora te preguntarás, ¿qué beneficios obtiene? Aparentemente ninguno. Neus no se convierte en tu soporte diario; en tu medicina indispensable para robarte el dinero. Ella se apodera de tu salud, de tus ideas, de tu todo y lo hace poco a poco. Es meticulosa y desconfiada, por ello no le gustan las prisas ni tampoco acelerar los acontecimientos. Le gusta planear a conciencia los acontecimientos, los actos y también las actitudes. Hay personas difíciles y personas fáciles: Neus necesita saber cómo y cuándo actuar con esas personas. Con cualquier tipo de persona. Eso lleva tiempo, quizás más del que cualquier persona estaría dispuesta a dedicar en ti. Ahí está la diferencia, al fin y al cabo: nadie será, para ti, como Neus. Cuando la dejes entrar en tu vida ya no podrás dejarla marchar. Se alimentará de tu conciencia y hará de su propia persona tu necesidad vital. Ocupará un hueco en ti que no podrás sustituir con nadie más que no sea ella. Obtendrá poder, y eso es suficiente. ¿No te parece a ti también suficiente? Te tendrá, como se dice vulgarmente, literalmente 'en el bote'. Y no te darás cuenta; pues verás, cuando alguien sabe exactamente como tratarte para sonsacar de ti los resultados ansiados y deposita en si misma la cantidad necesaria de seguridad se vuelve imparable y mortífera. Dulcemente mortífera, ¿recuerdas? Oh, sí. Neus. La unión del cielo y el infierno. Del bien y el mal. De ti y ella.


Historia:

Su vida nunca fue de cuento. No por las tragedias que pudieron hacer de ella una película de drama ganadora de numerosos Oscar's si no por, precisamente, la falta de diversión e ignorancia que plagaron su infancia y niñez. Desde que Neus tiene memoria y ésta está capacitada para recordar lo que ha acontecido a su alrededor puede describir con claridad que su día a día se centraba en los estudios y en las clases particulares de canto, danza y piano. Su madre siempre quiso que fuese una persona culta, perfecta y educada. Dichos pensamientos fueron implantados anteriormente por su padre en la mente de Venus, que nunca fue demasiado dada a contradecir a su marido por miedo a las represalias. Cuando tanto Neus como su madre intentaban superponer sus deseos a los de la persona que llevaba los pantalones en la casa -oséase, Ronald- éste no atendía a razones y les pegaba a ambas, castigándolas y obligándolas a 'redimirse de sus pecados'. La que más sufrió la ira de aquel hombre fue, sin duda, Neus. La pequeña nunca obtuvo el apoyo de su madre, pues que ésta se lo facilitase sería el camino más fácil y directo hacia las palizas y los insultos y vejaciones.

Su adolescencia fue rígida y transcurrió siendo esclavizada en un internado para jovencitas en lo más profundo de Suiza, allí donde los bosques ocupan lo que tendrían que ser vastos jardines llenos de violetas y otras flores. Allí perfeccionó sus habilidades y culturizó aún más su mente durante los tres largos años que pasó internada en aquel sombrío lugar. Al cumplir los dieciocho volvió a saber de su familia lo suficiente como para decidir que no los necesitaba para subsistir. Su padre tenía numerosos contactos repartidos por todo el globo así que Neus decidió emprender su vida e izar las banderas de su libertad en Homer, situado en Alaska. Allí desarrollaría la personalidad que le había dado tiempo a crear y hacer suya pero no a pulir. Trabajó en numerosos oficios: desde niñera hasta publicista, pero finalmente decidió rendirse ante una vida humilde y frugal como escritora de cuentos infantiles, aquellos que ni su madre ni su padre le leyeron cuando era niña pero sí le hubiese gustado escuchar. La oleada de aquellos que llaman 'infectados' es novedad, pero Neus intenta no involucrarse demasiado en esos temas. Desconoce que ella forma parte de aquel grupo reducido y condenado a ser el causante del fin de la raza humana pero, como todo ser inteligente, empieza a sospechar de las características que la invaden poco a poco.

Familiares:

Venus Eurídice Brunhïlde → Madre de Minnie. Actualmente y debido a la enfermedad que padece -Alzheimer- se encuentra ingresada en un centro especializado en los enfermos de dicha enfermedad situado en California. Su país de origen, como es fácil adivinar debido a su nombre de pila, es Grecia. Fue azafata de unas líneas aéreas del país en las que trabajó durante cuatro años, durante sus servicios en ellas conoció a Ronald, el que sería su única marido y primer amor. Con él tuvo a Neus y debido a algunas complicaciones durante el parto quedaría estéril, acontecimiento que la llevó a caer en una importante depresión de la que nunca llegaría a recuperarse.

Ronald Karl Brunhïlde → Su padre. Actualmente reside en su país natal, Suiza. La enfermedad de su mujer supuso para él un gran bache en su relación y también en su mentalidad. Una vez consiguió que su mujer ingresase en un centro en el que cual podrían tratar su enfermedad, o al menos hacer que ésta no avanzase tan deprisa, Ronald no tardó en sustituir a su mujer por otra persona del sexo opuesto mucho más joven y fogosa. De ésto hace ya mucho tiempo, el suficiente como para Neus fuese consciente de la situación y abandonase la casa familiar. Sí, su padre fue el causante de todo. Desde entonces no ha vuelto a saber de él, aunque supone que sigue en las mismas.



Enfermedades: Es asmática en un grado casi crónico que va en aumento, ningún médico supo decir a ciencia cierta porqué. Actualmente es impensable que salga de casa sin su inhalador y efectuar esfuerzos físicos supone un acto altamente peligroso. Se fatiga con facilidad, por tanto tuvo que dejar la danza e incluso el canto. Hablar con demasiado rapidez o reír durante demasiado tiempo la fatigan, al igual que subir demasiadas escaleras o caminar demasiado rápido. Neus, por tanto, necesita tomarse las cosas con calma y anticipar su vida, al menos, media hora con antelación para no correr el riesgo de verse en la tesitura de obligar a su cuerpo a trabajar a una velocidad mayor de la que puede asumir.

Gustos: Debido a su educación clásica y rígida a Neus le gusta el orden, la claridad y la correcta disposición de cualquier cosa. Podría decirse que es una maniática del orden y amante empedernida de la buena música, sobre todo el jazz y la música clásica. En cuanto a comida le encantan las ensaladas, el té y las pastitas, también la fruta. No le gusta vestir con colores llamativos ni demasiados oscuros, prefiere los tonos blancos y pastel: acordes con su blanquecina tez y su rubia melena. Adora poder hablar con personas que realmente poseen inteligencia o simplemente gracia. Le encanta divertirse y sentirse querida, así como también que le acaricien la palma de la mano o le susurren cosas al oído.

Odios: No le gusta la gente indecisa ni tampoco los cambios de planes. Las personas excesivamente habladora la estresan y el arte actual le parece tosco y carente de sentido. No le gusta la música pop, tampoco el rap o el hip-hop. Casi nunca come carne y las patatas fritas le producen náuseas, al igual que la comida basura. No le encuentra sentido a las drogas ni tampoco al alcohol: solo al tabaco. Los hombres con barba excesiva le desagradan, pues encuentra en ella signo de poca higiene personal, algo que ella considera vital. No le gusta que le manoseen las caderas ni que tampoco la cojan de la mano, al igual que le digan sus defectos o le aconsejen qué debe comer o pedir.

Fobias: Neus padece claustrofobia, la cual deriva de su enfermedad: asma. Los sitios cerrados le producen sensación de poco oxígeno y puesto que ella lo necesita más que cualquier persona en Homer supone un verdadero fastidio apretujarse entre las multitudes o ver su capacidad para respirar limitada por un espacio estrecho o poblado de demasiada gente. Aunque no lo reconozco también le tiene miedo a su padre, por ello ha elegido forjar su vida en Homer: porque sabe que él jamás la encontraría -siquiera buscaría- en un sitio como ése.

Otros:
→ Le encanta fumar y disfruta haciéndolo. Es uno de los pocos vicios perjudiciales para la salud que le gusta consumir, pues es sabido que no es partidaria ni de las drogas ni del alcohol.

→ No es fácil adivinar que alguien como Neus es virgen. Bien por su sofisticado parecer o por su extrema pulcritud y carácter púdico, Neus no es alguien que atraiga sexualmente a nadie. Podría hacerlo, pero lo cierto es que las relaciones sexuales son un tema no apto en una conversación con ella. Aunque realmente si tuviese que elegir con quién perder su virginidad, sin duda sería con una mujer. Claramente su sexualidad es un secreto que le repugna y del que se avergüenza.
avatar
Neus M. Brunhïlde
Infectado
Infectado

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 27/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Neus M. Brunhïlde

Mensaje por Virginia A. Hadler el Mar Jun 28, 2011 9:09 pm

Ficha aceptada.
Ahora te doy color y rango, pásalo bien.



Virginia Aynabel Hadler Blue
Voy a mentirte, tanto, tanto, que no sabrás encontrar donde escondí la verdad.
avatar
Virginia A. Hadler
Humano
Humano

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 21/06/2011
Localización : Donde nunca puedas encontrarme.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.