Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación 2

Últimos temas
» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:09 pm por Invitado

» Seven ╬ Seas: POTC ROL {Afiliación Normal - Confirmación}
Lun Ago 01, 2011 11:15 am por Invitado

» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (: || NORMAL ||
Lun Ago 01, 2011 1:04 am por Invitado

» Vampire Chronicles RPG [Elite]
Dom Jul 31, 2011 8:42 am por Invitado

» Aresto Momentum, Afiliación Elite. {Muchos personajes cannon libres!}
Lun Jul 25, 2011 7:22 pm por Invitado

» new Kuroshitsuji - Normal
Miér Jul 20, 2011 3:13 pm por Invitado

» Grace Ballato.
Sáb Jul 16, 2011 7:52 pm por Grace Ballato

» Registro de Grupo
Sáb Jul 16, 2011 6:27 pm por Grace Ballato

» Registro de Apellido.
Sáb Jul 16, 2011 6:26 pm por Grace Ballato

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Jue Jun 23, 2011 10:14 am.
Administración
Afiliados


ROL4US


Evelyn Sonja Murray

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Evelyn Sonja Murray

Mensaje por Evelyn S. Murray el Jue Jun 23, 2011 9:34 am




Nombre completo: Evelyn Sonja Murray

Edad: Ventiseis

Nacionalidad: Canadiense

Grupo: Infectado

Ocupación: Maestra de Educación Primaria

Orientación sexual: Heterosexual

Descripción Psicológica :

“Cuando todo parece perdido, cuando aparentemente no hay nada por lo que luchar, entonces, solo entonces, aparecerá esa luz que te impulsará a levantarte, la luz que se ocupará de matarte si retrocedes”
 
En ocasiones es bastante difícil encasillar a una persona con un patrón de personalidad, y ese es el caso de Evelyn o Eve, como suele llamarse a sí misma. No es que se trate precisamente de una persona especial, porque no lo es, pero tampoco es precisamente, una copia de los demás. Podrá resultar contradictoria en muchos casos, pero eso forma parte de su mismo ser.
 
Ahondemos pues, en su personalidad. Por lo general, es cálida, no en exceso, ni quizás fácil de tratar, pero tampoco arisca, pues se mantiene en un punto intermedio. Será cordial, será antipática, como todos, según su estado de ánimo y según la persona con la que esté tratando. Para ella, nada es blanco o negro, casi nunca, todo viene a ser más o menos, y por decirlo de alguna manera, variable. ¿ Y en qué se basa para que alguien le caiga bien o mal? Aunque suene superficial, por la primera impresión. Demasiado intuitiva, sigue las intuiciones propias como si de un credo religioso se tratase, y a la hora de conocer gente no iba a ser menos, así que suele captar las intenciones a la primera de cambio. Puede parecer incomprensible, pero para ella es algo de lo más natural.
Es esa misma intuición la que le lleva a ser bastante impulsiva, sin detenerse demasiado a pensar en aquello que hace, pero al mismo tiempo, a obsesionarse con eso. Y es que sin lugar a dudas se obsesiona con facilidad, lo que hace que ese sentimiento no se considere demasiado importante y se valore en general. ¿Y a qué viene tanta obsesión? Simplemente, mantiene su mente ocupada, hace que sus recuerdos se pierdan en medio de tanta testarudez.
 
Por norma general, no le gusta recordar el pasado, así que no lo hace, es más, se enfuruña si intentan averiguar algo de él. Es por eso que se muestra recelosa, y no es capaz de compartirlo con nadie más que su almohada. Omitirá, incluso con sus amigos, aquellos detalles que considera incontables, y detestará que quieran saber, más y más, pues ante todo valora el respeto. Hacia todo, ya sean intimidades, como a la vida misma. El respeto es algo que poco a poco se va perdiendo, y eso le saca realmente de quicio. Ella misma es respetuosa y discreta, y como recelosa, no hará aquello que no le gusta que le hagan. Nunca mostrará más interés del convenido en una conversación, y si lo hace se disculpará por ello, aún a riesgo de resultar ridícula.
 
Otra de las ocasiones en las que llega a sentirse verdaderamente ridícula es cuando se pone nerviosa, pero cuando lo hace de verdad. En esos momentos, empieza a hablar, más y más rápido, hasta el punto de llegar a ser incomprensible. Eso mismo le pasa cuando está demasiado emocionada, ocasiones que no suelen darse con demasiada frecuencia, ni una, ni la otra, pero en determinadas ocasiones, se da.
Otras veces, y en especial cuando no está de buen humor, se mantiene en el más absoluto silencio, con el morro arrugado si es algo sin mucha importancia, o con el semblante carente de expresión si es algo más serio, y pocas veces levanta la voz, pues suele mantener un tono calmado, que puede resultar incluso más intimidante que los berridos, y no es muy dada a la violencia, excepto en casos en los que sea necesario, más prefiere desenvolverse en círculos de astucia y juegos mentales, que la pongan a prueba de una forma que vaya más allá de lo físico, más interesante para ella.
 
Curiosa y defensora de los derechos que ella cree, sabe que deberían tener las personas, los animales, y todo aquello que tenga sus raíces sobre la faz de la tierra. Y cuando se trata de sus principios, no hay nada mejor que reivindicar. Sí, Evelyn fue de las que durante su estancia en la universidad, exigió y se manifestó por conseguir que las horas de cafetería acumulasen créditos, aunque no tuviesen suerte, y es que no importa lo perdida que esté la causa, si se tiene el valor suficiente para afrontarla.
 
Pero Eve también tiene su lado “oscuro” o menos bonito y admirable, como todo hijo de vecino. Y es que le falta confianza en sí misma, aunque intente demostrar al mundo que la tiene, porque el mundo no sabe en que momento la perdió. Se ha llegado a considerar algo así como el ángel de la muerte, y tras la depresión en la que estuvo sumida algo más de dos años, esa idea no ha desaparecido, simplemente se ha difuminado. Así pues, su confianza es prácticamente nula, y se tiene miedo a sí misma, miedo a lo que pueda llegar a pasar, miedo a volver a convertirse en una asesina, o al menos así es como ella se ve.
 


Historia :

Originaria de Montréal, y sin una vida demasiado ajetreada hasta sobrepasar un bastantes años la mayoría de edad. Hasta entonces, se dedicó a sobrellevar las críticas hacia los artículos “diferentes” de su padre en el periódico local, artículos de opinión que ponían en duda valores tradicionales, y de forma indirecta, hacían tambalear los cimientos de algo que estaba pasando, algo de lo que solo unos pocos tenían conciencia. Pero su padre siempre había sido tan sutil, al igual que su madre, magnífica escritora que jamás llego a publicar ningún libro, pero que fue capaz de darle a su hija la habilidad de dejar volar su imaginación, su curiosidad, que, entremezclado con la sutilidad paterna, aposentarían las bases de una futura periodista, aunque esa era solo una de sus grandes pasiones. Así, destacó en el instituto en el ámbito de las letras, aunque finalmente, su amor por los chiquillos, y más teniendo en cuenta que era tia de dos pequeños, acabó en mMgisterio.
Y como suele pasar, y como se esperaba, conoció al que parecía ser el amor de su vida, Michael. Un nombre tan típico, tan corriente, pero el no lo era tanto, o al menos Eve lo veía diferente, y cual cuento de Disney, se conocieron, prometieron y antes de casarse, que coincidió con su graduación, una maravillosa noticia para unos, o una condena para otros, premeditado o no, una vida crecía dentro de ella.
 
Eso no supuso ningún problema, no hubieron complicaciones durante el embarazo, se puede decir, que los unió todavía más. Ahí Evelyn contaba con unos ventitrés años, estaba emocionada sí, pero no tanto como él, que tenía un par de años más, y sin duda, el sueño de su vida, aunque no le parecía bien tenerlo fuera del matrimonio, pues estaba algo anclado en los valores tradicionales, la ilusión pudo a la moral, como solía pasar.  
Pero, lo más “emocionante” de su vida, por decir que fue lo único que sobresaltó la normalidad, llegó durante el parto. Le habían asegurado que no habrían complicaciones, que todo iría bien. Pero nada fue bien. No dilató suficiente, y la incompetencia médica, amiga de la familia de su prometido, empeñada en un parto natural, no hizo otra cosa que allanar el camino en dirección al desastre. No le quisieron dar detalles, alegaron que “agravaría el trauma” pero el caso es que el bebé nació muerto. Lo supo en cuanto Michael le soltó la mano, y se le quedó mirando con aquella cara, une mezcla de odio y decepción. Y después, cuando se “recuperó”, no podía creer nada de lo que había pasado, y tras que él, él le dijese que era una asesina, la culpable de todo, las cosas fueron a peor, aunque realmente, después de que supiera la amarga noticia, nada podía ser peor.
 
Se enfrentó a una ruptura, a la pérdida de una criatura, y a una depresión que casi desembocó en suicidio. ¿Dramático verdad? Se podría decir que su historia deja de ser normal, pero no es la única mujer que lo ha pasado, que ha sufrido por ello.
Numerosos medicamentos, terapias y miles de libretas escritas con pensamientos e historias le bastaron para casi recuperarse. Y digo casi porque no ha vuelto a ser la misma, no en esencia, su vida se ha teñido por una oscuridad de la que no puede salir. Pero la vergüenza de que la consideraran una asesina, el temor a ser rechazada fue lo que hizo que aquel desafortunado parto se quedara “en familia”. Por parte del que fue su prometido, tampoco convenía que se supiese, arruinaría su reputación, y la ira contenida, la rabia, eran incapaces de dejarle soltar ninguna palabra.
 
El caso es que tras más de dos años, casi rozando los tres y medio, ha conseguido medio recuperarse,”empezando” una vida nueva, en Homer. Como no podía ser de otra forma,ha acabado dedicándose a la que es su mayor vocación, niños. Podría parecer una especie de tortura por propia voluntad, y quizás lo sea, pero ellos llenan un vacío que nada más puede hacer, e incluso llega a convencerse de que es mejor madre que las reales. Sabe que es un problema, pero no lo reconocería.


Familiares:
Adam Edmund Jones ; Padre, sesenta y ocho años. Antiguo periodista y residente en Montréal, actualmente escribe artículos de opinión de forma ocasional en el periódico local. Su relación es buena, más teniendo en cuenta la situación por la que pasó Evelyn. Se está planteando mudarse a Homer, pero el delicado estado de salud de su mujer se lo impide.

Sophie Patrice Jones {Smith} ; Madre, sesenta y seis años. Escritora profesional pese a que no logró escribir para la venta. Uno de los modelos a seguir de la joven mujer, se encuentra en actualmente ingresada en el hospital, pues el cáncer que padecía se ha agravado.


Enfermedades:
▪ Depresión : Síndrome caracterizado por una tristeza profunda y por la inhibición de las funciones psíquicas, a veces con trastornos neurovegetativos. Pese a que afirma estar recuperada, todavía quedan vestigios, y son muchos.

Gustos:
▪Niños, por si no había quedado claro. Aunque más que un gusto, es una obsesión enfermiza.
▪Ropa primaveral / estival, fresca y con colores vivos que rompen con el depresivo invierno.
▪La música, una de las mejores terápias. Fan del jazz.
▪Palomitas saladas, pero no con mantequilla.
▪Leer el periódico los domingos por la mañana con una taza de café solo.
▪Cine antiguo, con preferencia a las películas de Charles Chaplin.
▪Los primeros rayos de sol cuando la ciudad está nevada, no es raro verla madrugar para observar tal acontecimiento.
▪Frutas y vegetales, pues es vegetariana.

Odios:
▪Hurgar en el pasado, pues solo traerá fatales consecuencias.
▪La música moderna actual, taladra sus oídos.
▪Películas de acción, son una masa de ruido sin profundidad emocional.
▪Zumo de tomate, le produce gases, cosa ciertamente desagradable.
▪No tolera el alcohol o otras drogas, ni mucho menos el tabaco. El primero, nunca le sienta bien, aunque no quiere decir que no beba de forma puntual.
▪Discusiones. Hay algo en ellas que le pone muy nerviosa, le dan ataques de ansiedad.
▪Sudar, no le gusta la sensación de sentirse mojada.
▪Michael Patrick Murray.

Fobias:
▪Volverle a ver, sí a él. El pavor que siente es algo poco racional.
▪Perder a sus niños, es decir aquellos a los que enseña.
▪Sufrir un accidente automovilístico.

Otros:
▪Es zurda.
▪Habla inglés y francés, pero desea aprender mandarín.
▪No sabe conducir, ni entra en sus planes.
▪Está en la primera fase de la "infección", cosa que no comparte con nadie, ni tan siquiera lo discute consigo misma.
▪Todavía mantiene su apellido de casada : Murray.

avatar
Evelyn S. Murray
Infectado
Infectado

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Evelyn Sonja Murray

Mensaje por Virginia A. Hadler el Jue Jun 23, 2011 9:50 pm

Perfecto, ficha aceptada, ahora te doy rango y color. (: Pásalo bien!



Virginia Aynabel Hadler Blue
Voy a mentirte, tanto, tanto, que no sabrás encontrar donde escondí la verdad.
avatar
Virginia A. Hadler
Humano
Humano

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 21/06/2011
Localización : Donde nunca puedas encontrarme.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.