Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación 2

Últimos temas
» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:09 pm por Invitado

» Seven ╬ Seas: POTC ROL {Afiliación Normal - Confirmación}
Lun Ago 01, 2011 11:15 am por Invitado

» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (: || NORMAL ||
Lun Ago 01, 2011 1:04 am por Invitado

» Vampire Chronicles RPG [Elite]
Dom Jul 31, 2011 8:42 am por Invitado

» Aresto Momentum, Afiliación Elite. {Muchos personajes cannon libres!}
Lun Jul 25, 2011 7:22 pm por Invitado

» new Kuroshitsuji - Normal
Miér Jul 20, 2011 3:13 pm por Invitado

» Grace Ballato.
Sáb Jul 16, 2011 7:52 pm por Grace Ballato

» Registro de Grupo
Sáb Jul 16, 2011 6:27 pm por Grace Ballato

» Registro de Apellido.
Sáb Jul 16, 2011 6:26 pm por Grace Ballato

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Jue Jun 23, 2011 10:14 am.
Administración
Afiliados


ROL4US


Schuyler Felice Phöenix Kingstone

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Schuyler Felice Phöenix Kingstone

Mensaje por Schuyler F. Phöenix el Vie Jun 24, 2011 5:19 am




†┼ Nombre completo:
Schuyler Felice Phöenix Kingstone.

†┼ Edad:
Dieciséis años y medio.

†┼ Nacionalidad:
Homer, Alaska.

†┼ Grupo:
Humano, para su desgracia.

†┼ Ocupación:
Estudiante, o algo... así.

†┼ Orientación sexual:
Bisexual experimental.



Descripción Psicológica:

Nada es tan sencillo, nada es fácil... haz que dejen de sonar las campanas de esta Iglesia, ¡estoy enloqueciendo!, deja que salga, escupelo todo, ¡déjame salir!, ¡vómitalo todo!
¿Cómo sería mi vida, sin mí?
Campanas, campanas suenan todo el día... el llanto de un bebé los deja atrás, el llanto de una niña, el llanto de una adolescente, el llanto de ella, a lo largo de su existencia. Lágrimas de sangre resbalan por las frías mejillas de la estatua que representa a la virgen María. Si hay algo que debéis saber sobre esta muchachita, cosa que debe estár bien mentada para no crearos confusiones es que, es como es y dificilmente se va a dejar cambiar. Un carácter forjado con duros años al lado de una mujer que quería hacerla aparentar lo que no era, y que siempre decía que seria lo mejor para ella. Y hasta los doce, aparentemente si fue así...
Era una niña risueña, pero a la vez apagada, y mustia, dulzura inmaculada, como a su madre le gustaba y según ella, Dios mandaba. Según ella Dios mandaba que Schuyler no pudiese ver películas Disney, ya que aparecian pequeñas escenas amorosas, de besos, o caricias entre un hombre y una mujer, y que en vez de eso, fuese a la Iglesia, a escuchar la misa, y a 'familiarizarse' con el ambiente, ¿qué sucedió?, ya lo veis, todo lo contrario. Cuando uno no tiene una infancia normal en lo que cabe... simplemente, no se puede salir... normal?.
Schuyler Felice Phöenix Kingstone. ¿Curioso nombre, no?, tiene fuerza, carácter... Fénix de fuego que envuelve la piedra del Rey, ¿quién es ese Rey?. La poseedora de ojos azul claro, color de luna es una perfecta anticristo, y para ella, su Rey y mentor, es Satanás, aunque quizás estemos exagerando... ¿qué hace un niño cuando le dicen que existe el bien?, averiguar el mal, y eso fue lo que ella hizo.

Y este es tan solo el comienzo. Schuyler es complicada, y retorcida, seguramente no la entenderás, pero no te preocupes, no hace falta que lo hagas, ella no quiere que entiendas, quiere iluminarte, pero no hacerte ella... lo que más odia, es que te asemejes a ella, y la verdad, en el pueblo de Homer, pocas por no decir ninguna persona es como ella, al menos, que ella lo sepa. No te dará explicaciones, ni un por qué o por qué no, se conformará con ver tu reacción final, y se límitará a sonreir o llorar, según se digne la situación. Es mezquina, y según algunos, como su propia madre: lacra de la sociedad. Cargada de desprecio, indigna y rencor, en cada una de sus palabras, en cada uno de sus pasos, con cada parpadeo escapa algo de su dulce veneno, es la serpiente que se escurre por sus sábanas y se enreda a tu pierna mientras duermes, y te muerde mientras sueñas, pero no te quiere matar.

Sigilosa como un gato, peligrosa como su garra. Es sensualidad personificada, pecado cruel mortal, parece tan inocente y tan arrebatadora, tan quebrada, frágil... pero hace tiempo que dejó de ser asi; su sensualidad es la que poseian antaño las brujas, supuestas mujeres del Diablo, y es impactante pensar la similtudes que hay en su comportamiento y creencias; pues prepara brebajes, rituales, leé las cartas y tazas de café secas. Le enloquece el color escarlata de la sangre, la verdad, le fascina hacer sangrar a los demás. Un aura le ronda, es como un espejismo que puedes ver en el agua, pero no en un espejo, es como la muerte, que espera el momento idoneo para llevarte con ella. Si habían marineros que se perdían en mitad del mar, o perdian el rumbo por un melodioso cantar de mujer, Felice sería la sirena que los llevó a la perdición; no es del todo cruel... ni mucho menos malvada, pero tiene algo... diferente, algo que la hace especial. La mente de un ilustrado, de una mujer que lleva viviendo atravez del tiempo mucho tiempo, y que ha ido a parar al cuerpo de una niña de la época. A ella no se la engaña, ella te descubre... todas las mentiras son dulces mientras el acompañante se hace el iluso, pues, no se puede robar a un ladrón, como no se puede engañar al que inventó la mentira.

Miente, sí... mucho de hecho, primero te hablará con la mentira y después te dirá la verdad, pero eso tiene su por qué, pues querrá saber tu respuesta a su mentira. Vive al límite, siempre... está al límite, intenta saltarse las reglas impuestas, por quién sea... si lo ha conseguido, intentará sobrepasarse hasta lo que llegue. Cuando hayas conseguido su confianza, quizás... si te lo mereces, siempre serás su confidente, y el resguardo de su verdad. Egoísta, desconfiada.

Según ella, o estás con ella, o contra ella. Mejor no le hagas notar lo segundo...
No está triste, de hecho, incluso es optimista. Sus motivos son otros, que irás conociendo según la conozcas; le importan muchas cosas líteralmente y como ella diría con un grito gultural una puta mierda. Aunque la verdad, no es mucho de malas palabras... tiene un lenguaje muy fino, muy correcto, sofisticado, con clase y educación... pero a la vez oscuro; le gusta más utilizar en ciertas ocasiones la vulgaridad de como ella los suele llamar este pueblo de mierda. Es extremadamente inteligente, pero a la vez, algo infantil, tiene la inteligencia muy desarrollada, pero no la utiliza como realmente deberia por que pasa de lo que suceda por allí, ella cree que siendo como es, puede hacer o intentar hacer, que ese maldito y escuchimizado pueblo cambie de logse.

Babble BABBLE bitch BITCH, Rebel REBEL party PARTY. Sex SEX s·e·x & don't forget the VIOLENCE. Blah blah blah got your lovey-dovey sad-and-lonely, stick your STUPID SLOGAN in: Everybody sing along.
Everything has been said before, there's nothing left to say anymore when it's all the same you can ask for it by name!
ARE YOU MOTHERFUCKER READY FOR THE NEW SHIT?
Stand up and admit, tomorrow's never coming.
Do we get it? No. Do we want it? Yeah.
This is the new shit, stand up and admit.

And now it's "you know who"
I got the "you know what"
I stick it "you know where"
You know why, you don't care.
¡WHY THE HELL DO I LOVE YOU?, BABY-BABYGIRL
YOU DON'T KNOW WHAT'S LOVE I'M SAYIN' TO YOU.
You got a smille that only heaven can make, I play the God everyday to care bout you forever...
Pensaréis... esta niña es simplemente, una satanica, una loca... han abierto su caja de pandora y pronto acabará desquiciando en una camilla de fuerza, moviendo la cabeza con desesperación. Pero la verdad, es que... no está loca. No lo está, y es muy fácil explicar por qué; ella sabe diferenciar, ella sabe que no es perfecta, intentar hacer si que la volveria loca. Es única, sí, lo es... quizá no solo en este pueblo, quizás casi en el mundo entero, pero siempre habrá alguien muy allá de estas tierras, que se le asemeje y que se reuna con su grupo de amigos, que piensen de un modo semejante.
Se ha sentido sola toda su vida; solo por estár a su lado y dirigirle unas palabras, no significa que estes con ella; pero nada de ello le importuna hasta que se lo recuerdan. Y duele... duele como si le desgarrasen el pecho, por que al caer el sol para asomarse por la otra parte del mundo, solo le viene una pregunta a la cabeza: ¿cómo saber que soy yo y no otra persona?, ¿por qué me siento tan débil?.
No es incapaz de enamorarse, por que de hecho, tiene alguna especie de sentimientos demasiado humanos, pero todavía no ha encontrado de quién y a veces cree que mejor no encontrarselo. Ve a las parejas discutir, separarse, quedarse viuda y por algún modo, le dá la risa tonta, pero... oye, no se está riendo de tí, se ríe del destino. O bueno... puede que algo si se ria de tí.
Filosofea mucho, pero sus propias teorias. Contestadme a algo, ¿por qué tiene el ser humano miedo a morir y extinguirse?, por que decidme, ¿a quién diantres le importa?. ¿Acaso hay cielo o infierno?, ¿está la nada a lo que todos esperan?. ¿Dónde albergan 'nuestras almas' el día que morimos?, ¿nos reencarnamos en un recién nacido?, ¿algún día lograremos la inmortalidad?, si llegase ese día... sería ella la última mortal en morir?
Si estas con ella, no tienes nada que temer, ella pondrá incluso su vida en peligro si realmente le importas y cree que te lo mereces. Si eres su enemigo acérrimo... puede que no vuelvas a ver el sol algún día.



Historia:

Nacer, vivir, y morir en Homer, seguramente... si hubiese sido Homer de literatura antigua griega, le haría más simpátia. Las cosas no empiezan por que un buen día, una mamá y un papá se conocen. No, está vez, la mamá y el papá, se conocen de toda la vida, eran vecinitos y jugaban juntos. Micky y Loes eran como el puré y la salsa, que una vez los movías, se unían, nunca más se podían separar. Crecieron con la idea de casarse y tener hijos, pero por cosas de estudio y formación él tuvo que desaparecer del mapa durante sus años de carrera. Ella lo esperaría, trabajando en una guardería y para la Iglesia... entonces todavía eran gloriosos años para el pueblo. Había más gente, y todo era siempre muy cálido por los lares. Todos se conocían, pero... de igual modo eran como una gran familia.
Él volvió, volvió para hacerla su mujer, y llevarla ante el altar, como siempre había ella deseado.
Antes de que la niña que su madre tanto deseaba naciese, muchos años antes de aquello, cuando su madre tan solo tenía veinticuatro años, apareció un hermoso bebé varón junto a su puerta por la mañana, a la hora del desayuno. La casa olía a gofres, cerezas y chocolate caliente. Era invierno, hacía frío... y el bebé como si de un cuento se tratase en una cesta se encontraba junto a la puerta. La casa de al lado que hacía unos días todavía estaba llena de brillo, y viveza agradable y familiar, ya no había... la vecina, madre soltera y en paro, decidió dar su recién nacido y marcharse de aquél lugar para no arrepentirse. Etaba enferma, y no podría cuidarle, ¿para qué hacer sufrir a su hijo dandole mala vida desde los primero años de su vida?. No volvió por allí...

Michael y Marloes acababan de ser padres de una criatura que no habían visto nacer, lo adoptaron, y pusieron el nombre de Caleb Farrell, mientras iban buscando su propia hija, de su carne y sangre. Así, según Caleb fue creciendo, Marloes quedó embarazada, y su hermosa bebé llegó, cuando su hermanito mayor ya tenía tres años, y medio.
Cuando nació, Loes no podía creer la criatura tan hermosa que había traido al mundo, pues era realmente una preciosidad. Pero tan hermosa que nació, con los años el capullo fue floreciendo y oscureciendose. Quién diría que el hipercatolisismo acabaría pudriendo su dulce flor, pues eso es lo que ha pasado. Schuyler nunca pudo ver disney, ni jugar con los niños de un modo que no fuese extrictamente correcto, nunca estuvo más cerca de un niño que de su propio hermano que nunca fue confesado el no parentesco entre ambos.

El tiempo pasa muy rápido... al igual que niños crecen. Fue cuando Caleb comenzó a ir al instituto, y podía ponerse a investigar sobre otros 'mundos' fuera de Homer que todo comenzó a cambiar. Poco a poco su estetica fue cambiado a una de un niño más sociable, más extrovertido de lo que ya era... comenzando asi a ser más divertido, alocado y afable, soltando todo el gamberrismo que había tenido domado por su 'madre' durante todos esos años. Pronto el nombre Caleb Phöenix era conocido en todo el instituto, ya fuese por sus habilidades al ligar con las chicas, o el modo en el que hacía el payaso en clase.
Schuyler era pequeña todavía para entonces, pero se preguntaba, por qué mientras su hermano hacía lo que le daba la real gana, ella debía quedarse allí a ver como sale el humo del cigarro de su padre; su infancia se votalizaba igual de rápido que el humo salia por aquél cigarro, y el humo al igual que las agujas del reloj, una vez salia del tiempo de su existencia, no volvia atrás. Su infancia nunca volvería a entrar.

Pronto Felice, dejó atrás a aquella pequeña niña ingenua... y de modo prematuro y extraño, perdió la virginidad con su hermano mayor a la edad de doce años. Quizás no fue el modo más normal, de hecho... no lo fue, pero su hermano... la miro de ese modo, y agarró su mano. En realidad... ¿queréis que os lo cuente?; ella siquiera sabía que le habia estado haciendo, solo sabía que le dolía. Una vieja del pueblo, cogió de improvisto a Caleb por la calle y le dijo "Tú no eres hijo de los Phöenix, Loes no es tu madre. No lo eres... por mucho que te parezcas en el castaño de los cabellos, pero esos ojos tuyos...son de Bekah." este no comprendio, y de un estiron tiro a la señora al suelo, ella se incorporo y le miro fijamente, "tú, eres mi nieto. ¡¿Me oyes?!" y él salió corriendo asustado, confundido, desquitandose corriendo como un desquiciado en campo abierto. Comenzó a pensar... y acabó dandose cuenta de que era verdad, apenas se parecían... enfadado y con las ideas revueltas, decidió volver a casa, y pensando en como vengarse, acabó besando a su Felice, acabando casi forzandola a mantener relaciones sexuales. Ella nunca lo veria como una violación... es su hermano. Él que sabe que no, muchas veces se siente mal... después de lo que ocurrió aquella noche, la señora volvió a pasarse, pero Caleb nunca le abrió la puerta, y cuando Loes lo intentaba se lo impedia.

Caleb la metio en su mundo de la música, a Felice, digo. Comenzó a ser como es ahora, pero después de todo, era muy inocente como para darse cuenta de que lo extremizaba todo a un punto demasiado elevado. Todo se dió cuando al entrar al instituto se comenzaban a burlar de ella por que era demasiado delgada, después en el barrio se rían de ella por que su madre estaba demasiado metida en su vida religiosa y la hacía vestirse como salida de un cuento del siglo anterior... pero eso cambiaria. Ella se lo juro...

Ha hecho tantas cosas en poco tiempo, tantas... y tanto le queda por hacer. Para ella, la más bella iglesia es la que luce en llamas.

Familiares:

MICHAEL LAWRENCE PHÖENIX

{Keanu Reeves}
46 AÑOS; MÉDICO ESPECIALIZADO EN CIRUGIA; HOMER, ALASKA
Adora a su hija, y piensa que esto tan solo es una fase de su adolescencia que pronto pasará por alto... aunque muchas veces se teme que no, cree que el problema de todo ello es la Iglesia, pero él no se va a deshacer de ella, él tan solo esquiva el problema. Prefiere esquivarlo a enfrentarse a su mujer. Ama a su mujer, pero no soporta que le ponga entre la espada y la pared con respecto a su hija y su comportamiento, pues él no quiere intrometerse ya que lo ve como algo pasajero. Le molesta, y Schuyler sospecha que pronto será infiel a su madre.

MARLOES CLOÈ KINGSTONE

{Kate Moss}
44 AÑOS; AMA DE CASA - HISTERIA EN PERSONA; HOMER, ALASKA
No es que se lleven bien, mal, o a matar, simplemente, no encajan. Ella, la fiel beata, que queria tener una hija, Dios se la dió... pero no la hija que ella hubiese deseado. Le costó mucho quedar embarazada, y llevaba ya cinco años casada con Michael, pensó que era esteril. Fue incluso a hacerse pruebas, y decían que podría tener hijos, pero que, seria un parto muy complicado; asi es que, los días que sus indices de fructividad era alta iban en busca de Schuyler. No soporta ver como va vestida su hija, ni la música que oye, ni como se comporta, las cosas que lee y hace... la califica como una cualquiera. Ahora se encuentra muy enferma.

CALEB FARRELL BLACK - PHÖENIX KINGSTONE

{Ash Stymest}
20 AÑOS; APRENDIZ DE MÉCANICO; MÚSICO; HOMER, ALASKA
Hermano mayor - adoptivo. Mantuvo una vez relaciones sexuales con él, nada más y nada menos que la primera. Él fue que le enseñó el mundillo de la música, el rock, heavy y otras cosas, le enseñó mundo para que saliese de ese mundillo tan 'basto', lo que no sabía era que ella lo extremizaria; aunque a él, sinceramente le encanta por mucho miedo que dé. No está enamorado de ella, la ve como a su hermana... y sabe que ha cometido un fallo, aun así, por las noches sueña con ella. ¿Será que le hace brujeria?|Sufre de cipa, no siente dolor físico.



Enfermedades:
Hiperactividad. Por lo que toma unas pastillas para tranquilizarse. El día que no se toma sus pastillas, se nota muchisimo, pues está más revoltosa y rebelde, es imparable, y mal humorada la mayor parte del tiempo. Le cuesta concentrarse y se distrae con facilidad si algo realmente no le interesa.

Gustos:
┼La gente interesante desde su punto de vista, y creédme, muy pocos entran en este círculo. Que le cuenten historias que tengan que ver con temas que llamen especialmente su atención. Sus materias favoritas son filosofía, historia, música y dibujo. La música en general - rock, grunge, metal, electro... etcétera -, pero no soporta la música Country, pueblo, y el pop, como ella dice, rosa. La sangre... por alguna extraña razón. Las mordazas, esposas y cera caliente. Las flores, de todo tipo, sus favoritas las rosas blancas - tiene varias metidas en una cajita de madera, como autorecuerdo de algo de lo que ya no se acuerda -, las violetas, miosotis. Adivinar cosas. Morder cosas o a alguien. Ver caras de placer causadas con ella, realmente le hacen mucha gracia. Cortar la palabra a alguien simplemente por molestar. La androginea en algunos hombres. El frío que hace en Homer cuando es Invierno, es una de las pocas cosas que le gustan del lugar, pues hace un frío de mil demonios; cuando tocas la nieve sin guantes, después te ardén las manos. La noche, cuando no hay luna ni estrellas, aunque a veces, necesita lo contrario. Lo que cuentan sobre los vampiros, licantropos, brujas, y otros seres e híbridos. La gente inocente, le hacen gracia. Los cómics de ciencia ficción, y The Crow en especial.
Las tortitas por la mañana - o brownies - con su zumo de naranja y leche, al que su madre llama gracias a una de sus amigas latinas 'morí soñando'. Su gato; Luthien. Los cuervos. La psicología. Ver el mundo de un modo distinto. La ropa de cuero, las botas militares... demasiadas cosas, y puede que hasta alguna de ellas seas tú; todo es relativo, nada es imposible.

Odios:
┼Que la gente no sepa diferenciar de entre los estilos urbanos, y el como te sientas por dentro. Que juzguen lo que no conocen de ella, aunque nunca lo muestre. Las ñoñerias, aunque aveces crea que le hacen falta. La gente de mente cerrada. La comida gracienta. Los días demasiado soleados: el sol la ciega. Haber perdido la virginidad con su 'hermano' mayor - pues no sabe que no es su hermano real -, aunque no quiere, a veces, le hace sentir sucia. Levantarse por las mañanas y pensar, ¿por qué diantres he tenido que despertarme ya?. Las matemáticas. Las pijas descerebradas... por desgracia donde estudia hay muchas. Muchas veces, odia a matar el pueblo, otras... lo prefiere por que puede subirse al bosque y las montañas junto al lado, o bañarse desnuda en el lago y nadie se percata de ello. Vómitar, lo odia con toda su alma, pero lo hace muy amenudo cuando esta muy nerviosa o cualquier circunstancia desagradable para ella. Sentir muchas veces que le arden las muñecas, como si se hubiese rajado y le cayese alcohol sin haber ningún tipo de herida. Que se propasen con ella, que ella vacile, no significa que puedas acercarte. Ir al médico, y que la pinchen, sea el lugar que sea. Sonrojarse. Ponerse nerviosa, o descolocarse sin saber responder. Que le digan "gótica, punk, emo, bicho raro, hija del demonio, niña del exorcista, zorra, perra..." y otras cosas, todavía con peor endé.

Fobias:
Los angeles. La voz de Dios, dicen que si la escuchases, yacerias muerto.
Le tiene pánico a devolver, por eso cadavez que lo hace, le dá una crisis de nervios, lo que lleva a ataque de ansiedad lo que provoca ahogo con el propio vómito y intensos gritos que son capaces de descuajar tus timpanos.
Odia tomar malas desiciones, por lo que, siempre vive indecisa con algunas cosas, que pueden llevarla al borde de la locura.

Otros:
Sabe tocar el piano, y el violín. Canta, aunque nadie lo sepa... no le gusta hacerse notar en esos aspectos.
Se pasa demasiado tiempo dentro de la comisaría y el calabozo por 'vandalismo'+satanico.
Tiene un gato llamado Luthien de color negro y ojos azules muy claros.
Tiene varios piercings, en la lengua, el septum, y algún tatuaje que lleva en secreto, ya que es menor de edad y su madre la mataria - como el loto en la nuca-.
Habla francés y inglés fluidamente, pues su madre es medio francesa. Le interesan más las lenguas orientales, como el chino mandarín, coreano y japonés, aunque no habla ninguna de las lenguas - quizá alguna palabra suelta.
Sus futuros propositos son pervertir a la Iglesia, de un modo u otro. Y molestar a la justicia con alguna de sus gamberradas.

Entre sus pertenencias cuentan estos utencilios destacados:
Un viejo muñeco voodoo vacío pues no le han dado la ocasión de estrenarlo. Muchas velas negras; cinta de ritual negra - mayormente piel de serpiente -, vela con forma hombre y mujer -el sexo de la vela depende del sexo de la persona a maldecir - sal negra, azufre, vinagre ódio, pimienta de Guinea en polvo, alfileres negros, tierra de cementerio, aceite dendé, harina de maiz, mostaza en grano, polvo domina todo, granos de café, tinta de los pactos negra, pluma de águila de ritual roja, vinagre destierro, pergaminos virgen - todo esto para echar maldiciones de muerte. Una ouija con la que 'juega' de vez en cuando, y es contestada misteriosamente en ocasiones sin siquiera poner el dedo sobre la flecha. Un amuleto viejo, de hace siglos atrás que se encontro un día en el lago.
avatar
Schuyler F. Phöenix
Humano
Humano

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Schuyler Felice Phöenix Kingstone

Mensaje por Joseph A. Fletcher el Lun Jun 27, 2011 8:10 am

Ficha aceptada.
Ahora mismo te otorgo rango y color.



JOSEPH ABBEL FLETCHER

En lo único en lo que creo es en la munición
Solo me conocerás una vez. || ¿Relacionarte conmigo?, tarea difícil.
avatar
Joseph A. Fletcher
Humano
Humano

Mensajes : 174
Fecha de inscripción : 21/06/2011
Localización : Homer, Alaska;

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.