Conectarse

Recuperar mi contraseña

Navegación 2

Últimos temas
» Little Words [Normal]
Lun Ago 01, 2011 3:09 pm por Invitado

» Seven ╬ Seas: POTC ROL {Afiliación Normal - Confirmación}
Lun Ago 01, 2011 11:15 am por Invitado

» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (: || NORMAL ||
Lun Ago 01, 2011 1:04 am por Invitado

» Vampire Chronicles RPG [Elite]
Dom Jul 31, 2011 8:42 am por Invitado

» Aresto Momentum, Afiliación Elite. {Muchos personajes cannon libres!}
Lun Jul 25, 2011 7:22 pm por Invitado

» new Kuroshitsuji - Normal
Miér Jul 20, 2011 3:13 pm por Invitado

» Grace Ballato.
Sáb Jul 16, 2011 7:52 pm por Grace Ballato

» Registro de Grupo
Sáb Jul 16, 2011 6:27 pm por Grace Ballato

» Registro de Apellido.
Sáb Jul 16, 2011 6:26 pm por Grace Ballato

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 14 el Jue Jun 23, 2011 10:14 am.
Administración
Afiliados


ROL4US


Faye L. Benenson

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Faye L. Benenson

Mensaje por Faye L. Benenson el Jue Jun 23, 2011 4:42 am




Nombre completo:
Faye Lauren Benenson

Edad:
24 años.

Nacionalidad:
Homer, Alaska.

Grupo:
Humano

Ocupación:
Fotógrafa.

Orientación sexual:
Heterosexual



Descripción Psicológica:
-¿Qué buscas Faye?
-Me preguntas eso cuando ni si quiera me conoces.
-Entonces, enséñame conocerte.
-Yo no he dicho que sepa enseñarte.
-¿Por qué?
-Ni yo misma se quién soy.

Buscas alguien en quien confiar, con quien hablar o con quien, simplemente, intercambiar una mirada. Te topas con Faye y todas tus ganas se van por el desague. No, no es monstruo en ningún sentido, pero es cuanto menos especial. Su mente funciona de dos formas diferente y a expensas de estar hablando de una doble personalidad o bipolaridad, a veces pareciera que las tiene. Sabe muy bien quién es, dónde está y cómo se debe comportar independientemente de la forma que le toque.

Una de ellas es la irracional, la valiente, la corazón de hierro. Faye demuestra su cara más agria y fuerte, la que la ayuda a salir del paso con total facilidad. No es una opción fallar, ni siquiera puede decirse que es una opción acertar. Ésta parte, la que más se da en la rubia, está completamente descontrolada y patas arriba. Vive el día a día como si no hubiera otro, dejándose llevar por la vida con la facilidad de una hoja con el viento. No hace planes ni presentes ni futuros, porque para ella su destino no está en sus manos. Sí, cree en él, mas no que pueda ser controlado. Lo que tenga que ser, será. Los problemas los convierte en posibilidades, posibilidades de vivir cada día una experiencia nueva. Es poco sensata, haciendo las cosas a la ligera, rápido e incluso mal. No se pude decir que se perfeccionista en ningún sentido. A pesar de todo, demuestra un lado responsable que sale cuando le toca vivir algo que no es de su agrado y ella, ya sea por sus acciones o palabras, se ha buscado. lo acepta e interioriza de la mejor forma que sabe. Suele ser autocrítica en esos casos aunque no intente cambiar las cosas, se acepta tal y como es.
Es pura adrenalina, sensaciones, sentimientos, desenfreno...siente y lo hace más que nadie. Cualquier situación la afecta, para bien o para mal. Y lo hace saber, no tiene miedo a llorar, a sentirse mal, a gritar si necesita desahogarse o, por el contrario, a reir exageradamente si se siente feliz o algo le hizo gracia. Faye es de esas personas en las que podrás ver cada sentimiento, cada sensación o pensamientos como el fondo de un océano en aguas cristalinas. No se esconde ni pretende hacerlo, se presenta ante el mundo como es. No miento sobre ella, no esconde información, si preguntas obtendrás respuesta. Ten cuidado, muchísimo cuidado con lo que preguntas, si no quieres oir la verdadera respuesta ella es la menos indicada a la que hacérsela. Carece completamente de tacto, siendo brusca y directa ante cualquier conversación. Acostumbrada a y criada entre hombres, Faye resulta una fémina que en algunas ocasiones puede resultar poco femenina y tosca, de palabras mal sonantes. Su agresividad puede verse despierta por cualquier situación amenazante y no dudará en asestarle un golpe al primero que se pase de listo. Y una faceta que todo aquel que quiera tratar con ella debería conocer, o al menos tener en cuenta, siempre hace lo contrario a lo que los demás piensen, digan o le pidan. No tiene una justificación para ello, podemos decir que simplemente le divierte.
Resulta una amante pasional, sensual y a la que no le molesta experimentar. Sin embargo no es de ir tirando la casa por la ventana con cualquiera, ella tiene los llamados follamigos, esos que siempre estarán ahí para lo mismo y para no mucho más. Su vida no se basa en el placer del sexo, de hecho es el último placer que le gusta experimentar. La amistad, el sentimiento de fidelidad y confianza con los mismos y el riego, son sus principales placeres. Faye sabe cuando confiar en alguien y cuando no, como si la vida le hubiera dado el don de la clarividencia. Es por eso que sus amistades son realmente amistades, no las tiene a medias. A pesar de todo no es especialmente empática, por lo que ponerse en el lugar de la otra persona queda muy lejos de sus convicciones. Aquellos que se preocupen en conocerla, sabrán que tenerla a ella de amiga es como tener a una veleta por decisión, cambiante. Un día puede estar para ti y al día siguiente, cuando lo necesites de verdad, te dará la espalda sin importarle nada. Para llegar a ser su amigo, tendrás que comprender esa simple norma.
No es en lo único en lo que la chica resulta ser una auténtica veleta, sus decisiones y pensamientos pueden cambiar tan rápido como el viento de dirección. Un sí puede ser un no y vicerversa, tan imprevisible que llega a asustar. No, no intentes adivinar por dónde viene, simplemente acepta lo que te diga y no discutas, aunque lo más posible es que te equivoques siempre.

Y ahora pasamos a la segunda Faye, mucho más sencilla de entender que la anterior. Hay veces en su vida en el que la seguridad en la que se refugia la abandona y deja de ser ella, deja de hacer que su vida se guíe por impulsos y sentimientos. Pasa a vacilar, a pensar las cosas más de una vez en lugar de hacerlas sin pensar en el después. Se vuelve razonable, eficaz y resistente como una roca. Nunca falla, no hay cavida para ello. Busca y busca la solución a sus problemas tras cualquier esquina, se vuelve sensata y precavida, asustadiza y despistada. Todo lo contrario a lo que es normalmente. Y así es como, la fiera de uñas afiladas, esconde el rabo entre las piernas y deja de vivir, deja de ser ella por el miedo a la vida. Fulminante, locuaz y poco habladora. Su mundo cambia por completo en tan solo unos segundos. Incluso se vuelve más femenina...Faye tiene un problema, un problema grande como el mismísimo universo. No se conoce, se tiene miedo, no sabe quién es. Es un pez fuera del agua que necesita el oxígeno que ésta le proporciona. Un mundo de gigantes ante el que quizás se sienta demasiado pequeña y, que de algún modo, trata de crecer volviéndose madura, imposible de alcanzar. La eclipsa, la doma, la amolda a su manera de ver y la hace incluso pensar como ella. Y ella, que se esconde tras una personalidad cauta y recelosa, lucha contra su mente en una confrontación que parece no tener un final en concreto. ¿Qué hacer?, ¿cómo hacerlo?, ¿acertar?...preguntas que Faye no sabe contestar.

-¿Qué piensas hacer?
-Nada, absolutamente nada.



Historia:
Su historia no es espectacular, tal vez ni si quiera digna de ser contada. ¿A alguien le interesa como una pequeña niña nacida en el seno de una particular familia llegaba a ser fotógrafa?, francamente dudable. No obstante quizás merezca un poco de atención por una vez en su vida.

Una niña, preciosa y perfecta como ninguna otra, llegó al mundo en una fría mañana del invierno en Homer. Entre la muerte y la incertidumbre de todos los años, el matrimonio Benenson estaba rebosante de una felicidad esperada. Ésta familia sólo había contado con cuatro hijos varones, ni uno solo de sus descendientes había sido mujer. Hasta aquel momento. El señor Benenson, un hombre con una mentalidad un poco chapada a la antigua, se decepcionó un tanto por el hecho. Él querí, ansiaba, deseaba tener otro varón entre sus hijos. Pero claro, no vio ningún tipo de inconveniente a la hora de tratar con la pequeña Faye, la cual creció en un mundo de hombres perfecto.
Su padre, que por aquellos entones no era más que un simple leñador, la trataba como si fuera un hombre más de la familia, trataba de inculcarle una personalidad masculina a expensas de ser un delicada fémina. Faye, que no conocía otra cosa, se esmeraba por hacer que su padre se sintiera orgullosa de ella, de ese prototipo de hombre en el que quería comnvertirse. Seguía a sus hermanos, los imitaba al actuar, al hablar, al caminar, al comer...en todo, eran su ejemplo y su meta. Sin embargo, la parte femenina que desperataba su madre en ella era casi superior a lo que la muchacha pudiera intentar durante toda su niñez por ser un auténtico hombre.

Pronto comenzó a desarrollarse como mujer y, su padre, pasó a ver en ella la mujer en la que se estaba convirtiendo. Las tardes de pesca, caza y símiles se habían terminado para ambos. El señor Benenson ya solo tenía ojos para sus cuatro varones, que sí eran realmente muchachos. Faye se sintió desplazada, absolutamente fracasada y trató de refugiarse en su madre, la cual había permanecido casi inapreciable para la niña de cabellos de oro. De ese modo, apegándose a su madre, Faye volvió a sentir y a congeniar con la parte que le correspondía ser. No obstante, aún queda algo de esos modales toscos y brutos de los hombres en su persona, unos modales que no ha conseguido quitar después de tanto tiempo.
Faye no quiso estudiar, no quiso hacer una carrera como a su madre le hubiera gustado que realizara. Ella se había enamorado, se había enamorado de la fotografía desde que en su 12 cumpleaños le regalaran una cámara fotográfica. Pasó a ver el mundo tras el objetivo brillante y perfecto de aquel aparato, a ver imagenes maravillosas plasmadasa en un papel. A parte, para estudiar, necesitaba salir del pueblo y ella, acostumbrada a vivir rodeada de todo lo que quería y más, no le hacía ninguna gracia.

Su suerte cambió al morir sus padres en un accidente. Ambos quedaron completamente enterrados bajo el frío manto blanco. Faye tuvo que madurar muy rápido, tratando de hacerse cargo de unos hermanos que lo más que sabían hacer era cazar, cortar leña y pescar -gracias a dios que algunos maduraron-. Todos ellos eran unos auténticos inútiles. Se convirtió en su madre, en su apoyo, en su hermana, en su todo...La muchacha pasó duras épocas, hasta que con el paso de los años su suerte fue cambiando y encontró trabajo en el periódico local, llevando un sueldo más que digno a aquella casa descarriada. Sus dos hermanos mayores abandonaron el hogar de nacimiento poco tiempo después, alrededor de dos años de los acontecimientos, yéndose a vivir a los Estado Unidos, donde preveían que todo les hiría de maravilla.
Aquello, a expensas de causar una sensación de agobio y dolor en Faye, fue como una explosión de revosante alegría al comprobar que por fin sus hermanos se independizaban. Por otra parte significaba que habría más calidad de vida para los tres hermanos que se quedaban en el núcleo familiar.

Actualmente sigue viviendo con sus dos hermanos y tres perros, en una casa que se mantiene ella sola gracias a los tres sueldos de la casa.


Familiares:
Joshep Benenson. El macho de su padre, el hombre de la casa, el bruto leñador del pueblo. Se casó por amor, o al menos eso dice él, con la aue fue su mujer durante todo lo que duró su vida. Actualmente tendría cincuenta y ocho años si estuviera vivo. Murió en un accidente producido por desprendimientos de nieve.
Alice Marie Smith. Y ella, la delicada y bella flor, su madre. Era camarera en una cafetería del pueblo. No era fiel a su marido y todos lo sabían. Murió junto a su esposo en la abalancha de nieve.
Andrew Benenson. El mayor de sus cuatro hermanos. Ha sido el único que a día de hoy tiene una carrera universitaria terminada a pesar de empezar a seguir los pasos de su padre. Tiene 33 años y actualmente está viviendo en Estados Unidos junto a uno de sus hermanos menores.
Matthew Benenson. El segundo de sus hermanos en nacer Tiene 30 años y, a pesar de todo, sigue viviendo junto a su hermana en Homer. Vive de su arte, o eso intenta.
Robert Benenson. Otro del cuarteto de hermanos de Faye. Prepotente, ligón, machista. Faye ha aprendido a vivir junto a él. Vive de la pesca, vendiendo lo que le parece y cuando le parece. Sigue en Homer, junto a las ideas idealistas de Matt y aguantando a la rubia de su hermana. Cuanta con 27 años de edad.
Alan Benenson. El pequeño, el ojo derecho de la familia y también de su hermana. Se fue junto al mayor de sus hermanos varones a Estadon Unidos para poder estudiar lo mejor de su carrera, las telecomunicaciones. Tiene 26 años.



Enfermedades:
Ninguna interesante.

Gustos:
El tabaco; una buena cerveza; las escapadas en solitario; los parajes naturales; la lluvia; el café; las puestas de sol; los deportes de riego; los perros

Odios:
Los insectos; no soporta los martes; que subestimen sus capacidades; las aglomeraciones de personas; loc omentarios estúpidos; que la interrumpan; llorar.

Fobias:
-Decepcionar, decepcionar a alguien.
-Perderse a sí misma en el laberinto de su mente.
-A la muerte.


Otros:
-Tiene dos perros.
-Acostumbra a tener pesadillas. Pesadillas oscuras, sangrientas y que no sabe qué son o qué significan.
-A la una en punto, tiene que poner el cuadro de la cocina derecho.
-Sabe defenderse sola perfectamente.
-Se le da bien jugar a las cartas, los dados y al beísbol.

avatar
Faye L. Benenson
Humano
Humano

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Faye L. Benenson

Mensaje por Faye L. Benenson el Vie Jun 24, 2011 3:18 am

Finalizada.
avatar
Faye L. Benenson
Humano
Humano

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 23/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Faye L. Benenson

Mensaje por Virginia A. Hadler el Vie Jun 24, 2011 3:23 am

Aceptada. Ahora de daremos color y rango. Se bienvenida y pásalo bien.



Virginia Aynabel Hadler Blue
Voy a mentirte, tanto, tanto, que no sabrás encontrar donde escondí la verdad.
avatar
Virginia A. Hadler
Humano
Humano

Mensajes : 110
Fecha de inscripción : 21/06/2011
Localización : Donde nunca puedas encontrarme.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Faye L. Benenson

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.